Sidrería Casa Niembro, el edén sin gluten del Paraíso Astur

Después de 4 años sabiendo de la existencia de Sidrería Casa Niembro, no había podido disfrutar de una comida en este local, así que decidí visitarlos para celebrar ayer mi cumpleaños. ¡Todo un acierto!.

hdr

La Sidrería Casa Niembro, es además de un chigre asturiano, un restaurante de casería, con una carta 100% libre de gluten. Tratan de adaptarse además, en la medida que sea posible, a otras intolerancias.

Sidrería Casa Niembro
hdr

Ayer hizo un día espectacular, sol y calor. Rompiendo la racha de los días anteriores, así que había que disfrutarlo. Por el camino encontramos un indicador a 36º, imagínate. Tranquila, no nos ahogamos, la sidra y un ventilador hicieron su trabajo.

Antes de nada, debes saber que aquí puedes elegir hacer la “Ruta’l quesu y la sidra“, a través de la cual podrás disfrutar de una visita geográfica por Asiegu, ver cómo se elabora el quesu cabrales, y la sidra, y para finalizar, una espicha, donde se sirven platos asturianos y se bebe sidra.

Encontrarás una carta pequeña, pero con platos increíbles para elegir. Con sabores de la tierra, totalmente km 0.

Nosotros, fuimos por libre, así que además de la sidra y una botella de agua, pasamos a echarle un vistazo a la carta. Elegimos las croquetas, una tabla de quesos con Torcu, y unos tortos de maíz para acompañar al queso.

El Torcu es un queso Cabrales, elaborado a más de 1.200m de altitud, con un toque picante pero que no llega a molestar y pastoso, por lo que se funde fácilmente en el paladar. Se sirve acompañado de dulce de membrillo o miel.

Sidrería Casa Niembro.

No podíamos dejar de elegir la última incorporación de la carta, el cachopo. Tampoco el Cabritu,.¡Espectacular!.Te dejo un rato que te deleites con las fotos, sólo con verlas vuelvo a saborearlo…¡qué buenísimo estaba todo!

Como te decía, el cachopo lo incorporaron este verano, por petición popular, así que teníamos que probarlo y, la verdad, estaba riquísimo y para nada pesado, porque tiene su truco, se hace a la plancha. ¡¡¡Mira qué pinta!!!

Y claro, llegados a este punto pues pasa lo de siempre. Sacrificamos un poco de cachopo para recibir el postre. Porque sin el postre tenía claro que no me iba a quedar. Y seguro que  a ti, si me lees habitualmente, tampoco te sorprenderá. 🙂

Pero eso no era todo, sospechosamente faltaba mi querida tarta de frixuelos por salir. Y llegó, acompañada de unas velas y del comedor cantando el cumpleaños feliz. ¡¡No veas qué emoción!!. Aunque no sé si más por todo ello o de poder, ¡por fin!, comer un buen trozo de esta tarta.

Obviamente, además de todo esto, hay otras muchas cosas para elegir en su carta. Te ruego que me perdones porque de la emoción se me olvidó hacerle foto, pero puedes consultarla en su web.

Todo se debe a Clara Caso

Después de todo este festín, me colé en la cocina, para saludar a la artífice de la creación de todas estas cosas. Aquí tenéis a Clara en plena faena.

Clara tomó las riendas del chigre familiar, hace 7 años, quiso hacerlo más accesible a todo el mundo, después de recibir su diagnóstico de celiaca.

Ya me emocioné con ella en las jornadas de Cangas. Habían decidido cerrar el chigre, para ir a hacer el showcooking. Y volvimos a hacerlo ayer, hablando del trabajo que supone realizarlo todo y lo gratificante que resulta al recibir el cariño de los clientes.

Muchas gracias de nuevo por el detalle de la tarta, y a todo el equipo que sacáis Sidreria Casa Niembro Adelante.! ¡Un abrazo!

Y a ti que me lees, no hagas como yo y esperes tanto para disfrutar de este lugar. Has visto fotos de la comida y de las vistas, creo que es suficiente para que no te lo pienses mucho.

¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.