Itinerarios Patrimonio

De itinerarios por el Patrimonio. Pueblos Marineros.

De itinerarios por el patrimonio. Pueblos Marineros.

«De itinerarios por el Patrimonio», es una propuesta de la Sociedad Pública de Promoción Turística y Cultural del Principado de Asturias, para poner en valor el patrimonio de la región, a través de 10 rutas, de una jornada entera o media y que se repiten entre Enero y mayo de 2020.

En este caso, participé en la ruta «Pueblos Marineros«, que recorre varios pueblos del occidente asturiano: Castropol, Tapia de Casariego, Luarca, Cudillero y San Esteban. Con salida a las 8 de la mañana y regreso a las 20h.

DIPEP-Itinerarios-grupo

Estas rutas incluyen la figura de un/a guía profesional del Principado, que siempre aportará valor añadido a la experiencia del viaje. Además de contarnos lo imprescindible de cada pueblo, David Estévez (Tyque Guías Turísticos), nuestro guía, nos comentó también datos relevantes de otros destinos que íbamos atravesando en nuestro recorrido en bus, así como otros detalles sobre flora y fauna.

Recorriendo el Occidente

A poco que viajes por Asturias, te darás cuenta de que hay una gran diferencia entre los extremos de la región. En el oriente, los valles van paralelos al mar, mientras que en el occidente, predominan los valles profundos y perpendiculares a este, lo que dificulta las comunicaciones. De ahí que los viaductos sean grandes obras de ingeniería, que permiten salvar estos accidentes geográficos y, el poder circular más fácil por carretera.

Otro de los cambios que podemos comprobar, es el de los tejados de las viviendas. Se cambia la teja por pizarra, según nos vamos aproximando a Galicia. También los hórreos cambian su forma, comienzan a aparecer cabazos (de nuevo, influencia gallega).

En nuestro camino atravesamos el gran río que vertebra toda la parte central de Asturias: el Nalón

Castropol

Castropol fue punto de partida de nuestra ruta. Toda esta zona fue muy disputada entre Galicia y Asturias, hasta que puso orden Alfonso VII en el siglo XII. Castropol fue una población muy influyente en la Edad Media, todo su alrededor estaba dominado por los Marqueses de Camposagrado (los señores de Castropol), aunque eran oriundos de Navia. El Casco Histórico de Castropol es Bien de Interés Cultural desde 2004.

Figueras es un importante núcleo de población de Castropol, gracias al puerto pesquero y los astilleros. En la parte alta del poblado, se puede observar el lujoso palacete Peñalba, una de las muestras más vistosas de art nouveau y que sirve de excepcional ubicación para un hotel.

Plaza del Cruzadero

El primer punto interesante de visita es la Plaza del Cruzadero, donde podemos observar el monumento al Pueblo Ejemplar de Asturias, premio recibido en 1997.

De ahí nos acercamos a la Iglesia Parroquial de Santiago, situada frente al actual Ayuntamiento. En su interior alberga unos retablos del siglo XVII y XVIII. Como curiosidad, el retablo mayor no está policromado, sino a madera vista. 

Antiguo Campo del Tablao - Parque Municipal Vicente Loriente

Si desde la Plaza del Cruzadero tomamos el camino de la izquierda, llegaremos a esta plaza, el antiguo Campo del Tablao, donde la gente del pueblo se reunía a tratar asuntos comunes.

En la Plaza, podemos ver el quiosco de la música, varios palacios, el teatro-casino y la Capilla de Santa María.

Como dato importante: en 1587 se produjo un gran incendio en Castropol, que acabó con el entramado medieval. Lo poco que se conserva de aquella época es la Capilla de Santa María del Campo, aunque está muy restaurada. Sobre su puerta podemos observar una inscripción con la fecha de su fundación (1461).

Homenaje a Fernando Villamil

El parque fue realizado por suscripción nacional en 1911. Estaba muy reciente la muerte de Fernando Villamil en Santiago de Cuba. Es un homenaje a modo antiguo, con una gran peana como base. En la 2ª peana, destaca una embarcación en la que figuran sus 2 victorias. La escena principal, representa la muerte de Fernando, amparado por la madre España, con la bandera de fondo. Encima, el genio de la navegación, con el timón y el nautilus. (Autor: Cipriano Folgueras). En su realización colaboró Vicente Loriente.

El teatro-Casino tiene ahora la función de biblioteca Pública. En su fachada destaca la «Leyenda de Searila«.

Me llamó especialmente la atención este rincón de la plaza, por su decoración. ¿No es preciosa?

DIPEP-Castropol-Decoración-Plaza

Tapia de Casariego

Tapia de Casariego fue erigida en capital de concejo tras conseguir su independencia de Castropol en 1863. Uno de los personajes que más luchó por ello fue  Don Fernando Fernández-Casariego.

El Marqués de Casariego se dedicó a hacer fortuna vendiendo telas. Se hizo también amigo de Mendizábal (líder de las desamortizaciones), de ahí que el conjunto urbanístico de la Plaza esté financiado por él.

Se cree que gracias a él surgió el nombre de Tapia, debido a las «tapias» que puso en la plaza para proteger la plaza y evitar así que se llenase de arena, debido al viento.

Vive inmortalizado en la plaza de la localidad, donde se reúnen los llamativos edificios porticados del ayuntamiento, las escuelas y el instituto.

DIPEP-Tapia-Plaza

Atravesamos la plaza y nos dirigimos hacia el faro. Nos paramos a mitad de camino para tener mejores vistas del pueblo. 

DIPEP-Tapia

El Faro de Tapia de Casariego

Se trata del último faro de Asturias, antes de pasar a Galicia. Es el único que está en una isla, conectado al pueblo artificialmente y, también, el único de la región con farero. Por la lejanía de la imagen no se puede apreciar muy bien, pero el primer amarre que se ve en el muelle del rocín, es una cabeza de cañón.

DIPEP-Tapia-Faro

Los "cocederos de redes"

Otra cosa curiosa que nos contó nuestro guía, es la utilidad que se le daba a esta zona, conocida como «cocederos de redes«. Aquí, había una especie de «vasijas», en una se cocían agua y resina de pino y, en otra, las redes. Llegado el momento se juntaban las redes con la mezcla resultante del pino y así conseguían una mayor resistencia. Es el único en toda la región del que se conservan unos restos.

DIPEP-Tapia-Cocederos

A Tapia de Casariego le podemos dedicar 2 horas de visita tranquilamente. En este día teníamos una larga jornada por delante y le dedicamos poco más de media hora. 

Luarca

Desde lo alto, en la zona de La Atalaya, se puede obtener una imagen completa de la villa de Luarca. No sale el imagen el faro, levantado en 1862

DIPEP-Luarca-Vistas

La Mesa de mareantes

Desde aquí bajamos al puerto siguiendo la calle de la Atalaya, a través del barrio primigenio del Cambaral. En este punto nos encontramos La Mesa de los mareantes, y una panorámica de 14 paneles con historias de Luarca. 

La Mesa fue durante más de 8 siglos  el lugar de reunión del concejo de la villa primero y de los miembros del gremio de pescadores después. Éstos, se juntaban alrededor de la mesa de mareantes los días de mar revuelta, para decidir si salían a faenar o no.

En la zona del puerto nos encontramos con el edificio más antiguo de Luarca, del siglo XVI, que contrasta con la rigidez barroca de la parte más moderna, que corresponde a una obra del siglo XVIII.

DIPEP-Luarca-Edificio-antiguo

Otros puntos de visita obligada son el edificio de la actual Oficina de Turismo de Luarca, donde encontramos el museo y  la estatua dedicados al nobel, Severo Ochoa. Si tienes tiempo, puedes hacer la ruta de los rincones de Severo Ochoa. También lo es el edificio modernista del Ayuntamiento, de principios del siglo XX.

En Luarca disponemos de varios establecimientos donde poder comer y comprar cosas sin gluten, consulta el listado de establecimientos de Luarca. Aproveché para comprar algo en la tienda del Obrador el Molino y a comer en La Marimorena (esto te lo cuento en otro artículo, porque el cachopo se lo merece).

Otras cosas de gran importancia que podemos visitar son:

  • Jardines de la Fonte Baixa (conocidos popularmente como Jardines de Panrico). Se comenzó a construir en 1992, actualmente cuenta con 20 hectáreas, en las que tienen un total de 568 variedades de plantas diferentes, de todo el mundo.
  • Parque de la Vida. Después de que un temporal arrasase con el Museo del Calamar Gigante, se crea el Parque de la Vida, un lugar que invita a soñar.
  • Museo Rural Etnográfico de Luarca. En San Martín, a 2 km de Luarca. Cuenta con 1.300 piezas seleccionadas y didácticamente expuestas en 12 espacios abiertos al público.

Cudillero

El inconfundible caserío de Cudillero, declarado Conjunto Histórico-Artístico, está conformado por pequeñas y coloridas casas que se apiñan en bajada hacia el mar, hasta abrirse a modo anfiteatro, en la Plaza de la Marina. David nos invitó a escudriñar sus empinadas calles y recovecos entre viviendas.

DIPEP-Cudillero-Plaza

Curadillo

Aunque podemos saborear todo tipo de platos, el más típico de Cudillero es el curadillo o pintarroja, un pequeño escualo que se cuelga de los balcones para dejarlo secar al fresco, durante al menos 4 meses, antes de añadirlo como ingrediente esencial, a un sabroso guiso marinero. ¡Se seca tanto que parece lija!

Fuente'l Cantu

En nuestra visita también vimos la «Fuente’l Cantu», donde los turistas, en el día de L’Amuravela, podemos bautizarnos para comenzar a ser «pixuetos«.

* L’Amuravela, cada 29 de junio, festividad de San Pedro. (Fiesta de Interés Turístico). Más información sobre la fiesta aquí.

*En un principio se hacía distinción entre pixuetos, las personas dedicadas a la mar y, los caízos, a las personas entregadas a labores agrícolas o ganaderas. A salvedad de los vaqueiros, cuya vida trashumante los mantuvo siempre al margen  de las cuestiones de índole municipal.

San Esteban

Se trata de un puerto carbonero, el principal embarcadero de carbón de las cuencas mineras, convertido en una villa orientada al turismo. Hoy en lugar de chalanas y barcazas de transporte, hoy son piraguas y canoas de recreo las que surcan los meandros del Nalón.

*Desde el año pasado cambió la toponimia a San Esteban (omitiendo «de Pravia»). Antiguamente se conocía como San Esteban de Bocamar.

DIPEP-San Esteban

Desde San Esteban, podemos subir a lo alto de la rasa, al privilegiado mirador del Espíritu Santo. Desde allí contemplamos esta maravillosa puesta de sol.

DIPEP-Mirador

No es de extrañar que a finales del siglo XIX esta zona se convirtiese en un lugar de reunión de pintores paisajistas, que acudían a la llamada del pintor local García Sampedro. Entre los más famosos artistas que pasaron por aquí, se encuentra el más renombrado de aquel momento, Joaquín Sorolla.

¿Qué te pareció la jornada? A mi realmente interesante, tenía muchas ganas de conocer Castropol y Tapia de Casariego y, desde luego, volveré con más tiempo. 

Si te interesa este «Itinerario por el Patrimonio», se repite el 25/04/2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.